La ciudad fortificada de Domme, antigua bastida medieval, está situada al sur de Sarlat, sobre un vertiginoso acantilado que nos permite disfrutar de una excepcional vista del valle de la Dordoña. Está clasificado como uno de los pueblos más bellos de Francia.

La ciudad cuenta con un amplio patrimonio arquitectónico y conserva parte de sus puertas y murallas.

La Place de La Halle o Plaza del Mercado, es la plaza principal, en ella encontramos la oficina de turismo, y su subsuelo alberga un tesoro ya que es la puerta de entrada a una cueva natural. Estas cuevas se utilizaron en el pasado para proteger a sus habitantes durante la Guerra de los Cien Años.


Artículo anterior
Castelnaud-la-Chapelle

Siguiente artículo
La Roque-Gageac

TOP