ARYM (Antigua República Yugoslava de Macedonia)

Ver Revista Nº10 - Junio 2015

A lo largo de los siglos Macedonia ha sido un rincón del mundo asociado con Felipe de Macedonia y Alejandro el Magno, quizás con una región geográfica de los Balcanes o con la provincia norte del estado contemporáneo de Grecia, así como con un estado aparte. Todas estas asociaciones son parte de un rompecabezas tejido por la historia y la complejidad étnica de la región geográfica, actualmente despedazada entre 4 países distintos. En este artículo abordamos el país Macedonia o ARYM (Antigua República Yugoslava de Macedonia), el pequeño trozo de tierras balcánicas encerrado entre Serbia, Albania, Grecia y Bulgaria.

A pesar de su superficie de nada más unos 26 000 km2, el país tiene un relieve muy variado con más de 25 cadenas montañosas, valles profundos, ríos majestuosos y lagos naturales que dan un tono especial al valor del paisaje general.


Bulgaria "La Europa desconocida"

Ver Revista Nº5 - Junio 2014

En un pequeño rincón de Europa, frecuentemente velado por las asociaciones a la guerra y al conflicto, queda acurrucado un país totalmente desconocido por descubrir. En la parte sureste de la península Balcánica, entre el Danubio, el mar Negro y unas cadenas de montaña majestuosas, yace la patria del alfabeto cirílico que les sorprenderá por su diversidad geográfica, por la densidad de sus hallazgos históricos y por la hospitalidad de su gente local. Si todavía no han adivinado de qué país se trata, lo desenmascaramos en seguida: ¡es la pequeña y acogedora Bulgaria!

A pesar de estar situada sobre uno de los cruces de carreteras más animados desde hace siglos, Bulgaria queda uno de los pocos países del continente para los que la invitación a descubrirlos no se ha transformado en un cliché. Es más, a pesar de su superficie igual a una quinta parte de España, tiene mucho que enseñar al viajero que ha osado planear una estancia allí.


Polonia "Te sorprenderá"

Ver Revista Nº15 - Oct/Nov 2016

En abril de 2016 Polonia celebró los 1050 años de su bautismo, hecho que puso los fundamentos del estado que conocemos hoy en día. De esta manera entró en la órbita de las influencias religiosas, culturales y políticas de la Europa Occidental y mediterránea, siendo al mismo tiempo el lazo que unía, tanto en lo geográfico como espiritual, las dos partes del continente europeo: el este y el oeste. Los diez siglos de la historia del país ya son una excusa suficiente para visitar sus ciudades y conocer sus tradiciones pero los amantes de la naturaleza también encontrarán allí su paraíso. Ofrecemos un corto repaso de lo que ofrece el destino.


Túnez "Destino ideal en cualquier época del año"

Ver Revista Nº19 - Sept./Oct. 2017

Abriéndose paso en el Mediterráneo en el extremo norte del continente africano, Túnez ofrece una gran diversidad de paisajes que no deja indiferente a ninguno de los viajeros que visitan el país: desde verdes campos de olivos y palmerales hasta la aridez del desierto del Sáhara, pasando por extensas playas de gran calidad y ciudades llenas de contrastes, donde confluyen historia y modernidad.

Túnez capital, más antigua que Cartago, fue rápidamente eclipsada por el desarrollo de la gran ciudad púnica. Tras la conquista árabe, se convirtió en la segunda ciudad del país, después de Kairuán. En el año 1160 pasó a ser la capital del país y comenzó a desempeñar un gran papel en la esfera intelectual y religiosa.